lunes, 12 de noviembre de 2012

Lo viejo está de moda


Los Ángeles es una de las capitales de moda para la ropa Vintage y por eso he estado investigando los trucos esenciales para comprar una joya de ropa en vez de un trapo.

También puedes conseguir estos sitios en otras capitales como Amsterdam, París, Londres... Sin ir más allá seguro encontrarás alguna tienda en tu ciudad.

Lo primero a tener en cuenta es el estado de la prenda, si está rota hay que comprobar que se pueda arreglar sin dificultad como el forro, costura o la cremallera.

También comprobar las zonas de gran desgaste, codos y rodillas. Posibles manchas y olores, en referencia a los olores hay que tener en cuenta que si la tienda a la que vamos a comprar huele mucho a perfume o incienso eso es porque quieren disimular el olor de la ropa y si eso es así ten por seguro que cuando la laves el olor permanecerá.

Otra opción es el stock sobrante, más caro pero más rentable.

La talla: no se estandarizaron hasta los años 60, así que llévate una cinta métrica





Y por último, para saber si la pieza es autentica las instrucciones de lavado no aparecieron hasta mediados de los 60.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada